Memoria de la Ceniza

La propuesta escénica de MEMORIA DE LA CENIZA de Sennsa Teatro, escrita y dirigida por J. M. Mudarra es una historia de guerra y contra la guerra y sus consecuencias a partir de sus víctimas, las mujeres y los niños. Es la repulsa de la guerra, porque Troya no es sólo un lugar concreto, sino un lugar ubicuo, pues está en todas partes. Troya es todos los sitios donde se produce la masacre de inocentes, la crueldad, la aniquilación, la conquista, el abuso de poder, la esclavitud, la violencia contra la mujer, el exterminio. La injusticia. Símbolo de destrucción es Troya. De ella no quedaron más que sus cenizas. Tras el asesinato de todos los hombres, las mujeres son esclavizadas y sus hijos sacrificados o separados de sus madres para ser vendidos como siervos en el extranjero.

MEMORIA DE LA CENIZA es también el símbolo de la mujer que llora por sus muertos. Esta es pues una obra basada en la historia, vicisitudes y desgracias de unas mujeres, las troyanas, que sufrieron no sólo la pérdida de la vida de sus seres queridos y de su tierra, sino que fueron obligadas a vivir como esclavas junto a los asesinos de sus propias familias, quienes además quemaron su ciudad. Homero, Eurípides, Séneca, Sartre y otros ya trataron el tema, pero en nuestra versión propone un enfoque donde la libertad, la necesidad de lucha por la justicia y la dignidad se sobreponen a la visión clásica del lamento por la pérdida.

MEMORIA DE LA CENIZA de Sennsa Teatro es por encima de todo una obra intensa, sugerente y poética, la obra de la rebelión de unas mujeres que no aceptan la esclavitud y que no olvidan el horror de la guerra, la violencia y la muerte.


Abrir chat